"El Congreso es una gran escuela, es como un doctorado en administración pública"

Tomado de El Tiempo En las próximas semanas los colombianos verán, por varias ciudades del país, al exgobernador de Antioquia Sergio Fajardo y a los senadores de los ‘verdes’ Antonio Navarro y Claudia López con la camiseta de la paz. La idea, según le dijo la senadora López (quien confirma en esta entrevista con EL TIEMPO que no se volverá a postular al Congreso de la República), es trazar la ruta hacia una posible 'coalición' entre Compromiso Ciudadano –movimiento de Fajardo– y Alianza Verde –partido de los dos senadores– para las elecciones presidenciales y legislativas del 2018. Usted ha venido hablando de la paz territorial, ¿en qué va esa tarea? Estamos construyendo relaciones, acuerdos, convergencias tanto con los movimientos y organizaciones sociales en esos territorios, como con movimientos y organizaciones políticas que compiten por alcaldías, gobernaciones y Presidencia. ¿Y cómo están construyendo esas convergencias? Antonio Navarro y yo le hemos hecho una propuesta a Sergio Fajardo, por quien tenemos afecto y compartimos una visión sobre Colombia, la paz territorial, la transparencia y la defensa del medioambiente. ¿Qué propuesta le hicieron? Sergio fue el primero que nos dijo que esto no puede a punta de emociones y que aquí no podemos volver a organizar otra ‘ola’, sino que tenemos que trazar una estrategia y una organización política. Nosotros le respondimos que estábamos totalmente de acuerdo. La prioridad de Sergio es organizar Compromiso Ciudadano, pero no como un club de amigos de Fajardo, sino como un partido político plural, independiente, con estructura, estatutos y organización. Él está dedicado a eso y a construir una propuesta de cómo vemos la paz, la reconciliación para Colombia y los territorios. ¿Y qué le han dicho a él? Que venimos haciendo esa misma tarea dentro de Alianza Verde: organizando el partido, que tiene muchas otras tendencias. Le dijimos a Fajardo que hiciera ese trabajo en Compromiso Ciudadano, que nosotros ya estábamos haciendo esa tarea en los ‘verdes’. ¿Hacia dónde va este proyecto? En la reforma de equilibrio de poderes quedó un artículo que permite hacer coaliciones entre partidos minoritarios y movimientos ciudadanos para hacer listas a corporaciones públicas. Lo que le propusimos a Fajardo fue que pensemos en hacer una coalición entre Alianza Verde y Compromiso Ciudadano para el 2018, que se haga una consulta para escoger candidato único a la Presidencia y listas únicas para Congreso. Le aclaramos a Sergio que esta propuesta de coalición la debemos discutir y acordar dentro de nuestro partido antes de tomar cualquier decisión. ¿Quién más estaría en esa coalición? Por ahora Antonio y yo hemos conversado abiertamente con Sergio, pero también hemos acordado buscar a otros amigos como la ASI, Fuerza Ciudadana, de Carlos Caicedo, el exalcalde de Santa Marta, en fin, hay otras fuerzas ciudadanas y políticas a las que también quisiéramos invitar a esta propuesta. ¿Qué les ha respondido Fajardo? Venimos conversando desde el lanzamiento de mi libro, en abril. En la última reunión que tuvimos, que fue un almuerzo esta semana, acordamos dos cosas: que Sergio va a consolidar Compromiso Ciudadano y Antonio y yo vamos a seguir mejorando Alianza Verde, y que los tres vamos a salir a hacer campaña por la paz en todo lo que resta de este año. Vamos a ir por las ciudades de Colombia explicando por qué defendemos la paz, que estamos contra la corrupción y que protegemos el medioambiente. ¿Es decir que en los próximos meses los colombianos verán a Fajardo, Navarro y Claudia López haciendo campaña por la paz? Sí, tal cual. Nos van a ver juntos y por separado, porque esta tarea es infinita. ¿En este proyecto se contempla que Sergio Fajardo sea el candidato presidencial en 2018? Eso sí habría que preguntárselo a él, pero yo me imagino que sí. Es obvio que Sergio tiene una aspiración presidencial y a mí me hace muy feliz porque él es un gran hombre, un gran colombiano y un gobernante transparente y con resultados probados. Lo que nos importa por ahora a los tres es lo siguiente: Fajardo está en su campaña presidencial, por supuesto; ni Antonio ni yo lo hemos decidido, esa es una decisión que tiene que tomar Alianza Verde y que no vamos a tomar sin que el partido la tome. Lo que sí tenemos claro es que tiene que haber una coalición ciudadana que defienda la paz, derrote la corrupción e incluya a las regiones. ¿Y ya hablaron del papel de Navarro y suyo en una eventual campaña presidencial de Fajardo? No, eso es ensillar sin traer las bestias. Por ahí en un año o a finales de 2017 empezaremos a ver cómo se puede concretar esta convergencia para efectos electorales. ¿Le suena ser, eventualmente, fórmula vicepresidencial de una posible candidatura de Fajardo? Me suena ser parte de esta plataforma. Aquí va haber mucha gente. Por ahora está Sergio y Antonio, y si Fajardo ganara esa candidatura, estaría feliz de ser su fórmula, si a ese consenso democrático se llega o si me lo gano en las urnas, pero me parece muy temprano y por eso fue que decidimos no mezclar peras con manzanas. ¿La campaña por el sí al plebiscito por la paz será la primera salida pública de ustedes tres en apoyo a la paz? Obviamente. Una vez la Corte Constitucional lo avale nos vamos a ir a hacer campaña por el sí en todo el país. ¿Por qué decidió no regresar al Congreso? El Congreso es una gran escuela, es como un doctorado en administración pública. Aquí se aprende de todos los temas y se conoce el país, pero también es como una bicicleta estática. Aquí hay gente extraordinaria y maravillosa que hace con mucho rigor su trabajo, pero hay otros que no. Me voy agradecida. ¿Va a renunciar a su curul o cumplirá su periodo hasta el 2018? Me voy en el 2018 para que no haya confusiones, cuando cumpla mis cuatro años de periodo, muy juiciosa, y con satisfacción de haber aportado a lo que vine, que fue sacar adelante el proceso de paz. Creo que lo que sigue es construir esa paz territorial en las regiones. Una vez refrendados los acuerdos y adoptados en el marco jurídico, que es algo que tendremos que hacer en estos dos años que nos quedan, ya la tarea que sigue tiene muy poco que ver con las leyes y mucho más que ver con las acciones, con implementar esos acuerdos y construir paz territorial. ¿Por qué anunciar que no regresará al Congreso tan pronto, cuando faltan dos años de periodo? La verdad no estaba pretendiendo hacer ningún anuncio. Eso pasa cuando uno dice una frase al aire y se la vuelven un titular. Estaba hablando con los periodistas sobre mi balance del Congreso y dije esto. ¿Qué hizo en estos dos años de trabajo en el Congreso? Lloré de la emoción el día que aprobaron el plan de inversiones para la paz. Eso fue algo que propuse desde el principio y diseñé con varios exministros de Hacienda y de Agricultura que muy generosamente me apoyaron porque me parece fundamental asegurar que la paz no solo sean leyes y promesas. Además, haber asegurado la financiación para la política de pequeña infancia, los incentivos para el uso de la bicicleta, la prima de las empleadas domésticas; logramos crear la Comisión de Aforados, el estatuto juvenil y que, para garantizar la participación política de las mujeres en igualdad de condiciones, se aseguren los principios de paridad, alternancia y universalidad en las listas. ¿Y qué le queda para el resto del periodo? Nos queda transparencia legislativa, que se nos hundió en el último momento. También la norma que consagra el agua como un derecho fundamental, la agenda de consejos verdes, volver a establecer la descentralización, la reforma política y electoral y toda la agenda por la paz.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados